Diferentes tipos de alimentos para abejas

Hoy en día, los apicultores disponen de una amplia gama de diferentes alimentos para las abejas. Además de la solución de azúcar clásica preparada por el propio apicultor y la alimentación basada en sacarosa lista para ser utilizada (que se ha probado durante mucho tiempo), los productos procedentes de la sacarificación del almidón también llevan varios años en el mercado.

Diferentes tipos de alimentos para abejas

Hoy en día, los apicultores disponen de una amplia gama de diferentes alimentos para las abejas. Además de la solución de azúcar clásica preparada por el propio apicultor y la alimentación basada en sacarosa lista para ser utilizada (que se ha probado durante mucho tiempo), los productos procedentes de la sacarificación del almidón también llevan varios años en el mercado.

Miel

El alimento natural de las abejas es la miel, que elaboran a partir de las materias primas recogidas: el néctar y la ligamaza. Dependiendo del origen de estas materias primas, la miel contendrá principalmente fructosa, glucosa y sacarosa (azúcar de remolacha o de caña), y en pequeñas cantidades, maltosa y otros tipos de azúcar. Por lo tanto, la fructosa, la glucosa y la sacarosa son los nutrientes más importantes para las abejas.

Algunos tipos de miel, como la miel de colza y la miel que contiene melecitosa, son menos adecuadas para el invierno debido a su tendencia a cristalizarse. El alto contenido de ceniza y tintes, típico de la mayoría de las mieles forestales, pero también de alguna miel de flores, ejerce demasiada presión sobre el sistema intestinal de las abejas y puede provocar síntomas de disentería durante los inviernos largos.

Solución de azúcar (solución de sacarosa)

El sustituto clásico de la miel es la solución de azúcar. En este caso, el azúcar se suele mezclar con agua en una proporción de 3:2, o más frecuentemente, inferior a 1:1. Este azúcar es químicamente idéntico a la sacarosa contenida en el néctar y la ligamaza, las materias primas de la miel. Por lo tanto, la abeja también cuenta con las enzimas metabólicas necesarias, como la fructofuranosidasa, para poder utilizar la sacarosa como nutriente. La producción de la solución de azúcar suele estar asociada a un elevado gasto de mano de obra. También se debe tener en cuenta la inestabilidad microbiológica de estos alimentos, lo que se traduce en una vida útil limitada, y por lo tanto, en un periodo de uso limitado de la solución de azúcar preparada. Por lo tanto, puede ser necesario repetir la operación.

ALIMENTACIÓN

Alimentos preparados a base de sacarosa

Südzucker AG Mannheim (Ochsenfurt) lleva décadas produciendo alimentos a base de sacarosa para las abejas. Son productos alimenticios listos para usar, que cubren todas las necesidades nutricionales de las abejas. Ofrecen a los apicultores la mayor ayuda posible, ya que estos alimentos listos para usar se pueden suministrar directamente, sin necesidad de un procesamiento adicional.

APIINVERT®

APIINVERT® es un producto líquido fabricado con sacarosa y sus componentes, con fructosa y con glucosa, que suponen más del 90 % de la materia seca de la miel de flores. APIINVERT® no contiene ningún tipo de azúcar dañino para los intestinos de las abejas. La alta proporción de fructosa reduce la tendencia a la cristalización en las células, incluso a bajas temperaturas. Por lo tanto, se puede impedir prácticamente por completo la inanición de las abejas. Gracias a su composición, APIINVERT® es un alimento ideal para las abejas, especialmente para la alimentación en invierno.

APIFONDA®

APIFONDA® es una alimentación completa en forma de pasta, compuesta principalmente por sacarosa. Contiene cristales ultrafinos, cada uno rodeado por una fina película de jarabe. Esto permite que las abejas los recojan fácilmente y los ingieran directamente. La pasta de azúcar APIFONDA® es perfecta para alimentar a las abejas después del invierno, como estimulante para la primavera. También puede utilizarse como alimento al principio del invierno (especialmente en zonas de clima templado). Puede utilizarse igualmente entre periodos de floración, si se necesita reforzar la alimentación de las abejas.

Alimentos a base de almidón listos para usar

Los productos a base de almidón también se comercializan desde mediados de los años noventa. Están compuestos por diferentes proporciones de glucosa, maltosa, maltosacaridos de mayor peso molecular e isomalto-oligosacáridos. De estas sustancias, solo la glucosa está presente en proporciones más altas en la miel y la maltosa puede representar hasta un 8 %. Los oligosacáridos restantes solo están presentes en un porcentaje muy bajo en la miel. Por lo tanto, los alimentos a base de almidón son menos similares a los nutrientes naturales de las abejas. Algunos de estos productos también contienen altos niveles de ceniza y tintes debido a su proceso de producción. Por lo tanto, las abejas no toleran tan bien los alimentos basados en almidón.
Aquí encontrará toda la información acerca del alimento preparado para abejas API